Volver atrás

Crecimiento cero

Frenar el crecimiento económico y demográfico por miedo a que en el futuro se agoten los recursos energéticos, se dispare la contaminación y crezca la población mundial sin posibilidad de disponer de medios suficientes para la supervivencia, ha sido la propuesta de algunos grupos de economicistas y científicos occidentales, que se ha traducido en la puesta en marcha de mecanismos políticos de control y disuasión, especialmente sobre los países menos desarrollados. Se pretende dejar en manos de los poderes económicos y políticos la posibilidad de dirigir y planificar totalitariamente la actividad de las personas destinadas a satisfacer sus necesidades y a configurar su vida familiar y social.